Ese producto genial de buen precio, buena calidad, que viene en bolsita y lo diseño el sobrino que te cae bien. No se venderá como en realidad puede hacerlo.

Recuerda que tu producto se lucirá junto a otros en una góndola, compitiendo visualmente. Entonces para vender un producto de calidad o sabor superior a la competencia, tiene que empezar a mostrar esos atributos en el primer vistazo, para que pueda tener oportunidad en ser probado.

También un buen packing debe ser original y práctico para el consumidor, para interactuar con él al tenerlo en sus manos y hasta en algunos casos, conservarlo.

No basta una caja o bolsa, es importante tener en cuenta: Los atributos de tu producto para mostrarlos, como se muestra la competencia para diferenciarnos e identificar nuestro costo para ser competitivos.