Branding no solo es lo que vemos de una marca o lo que compramos de ella. El buen branding es vivir la experiencia de la marca 360 y conocer su esencia pura.

Para lograr un buen branding siempre tenemos como premisa contar con 5 pilares que la harán potente, diferenciada y sostenible en el tiempo. Hoy los compartiremos:

1ro. El alma de la marca
Como todo ser humano, una marca necesita tener alma y percibirla para lograr una identidad. Esa misma esencia o sensación que tenemos al conocer a una persona (esa primera buena o mala impresión), determina nuestros lazos. Lo mismo sucede con una marca, tener la esencia de su alma muy clara desde la gráfica para transmitirla visualmente, la infraestructura, el producto y sobre todo el equipo de trabajo deben expresar en todo momento la esencia del alma de nuestra empresa. ¡Ahí empieza el Branding!

2do. El pulso de la marca
Indicadores, métricas y más números objetivos nos permiten saber como va el pulso de nuestra marca y las expectativas en el mercado.

3ro. El nombre (que suene y sueñe)
Un nombre nos identifica, en una marca es parte vital de poder recordarla, relacionarla con el servicio o producto. Pero sobre todo que se relacione con el consumidor.

4to. Ser diferente vale
Identificar y evolucionar los beneficios diferenciales de la marca. Conocerlos bien y siempre (si, siempre) mantenerlos, nos permiten hacer sostenible en el tiempo nuestra identidad.

5to. Una pinta siempre vende
El último punto y no menos importante, va al final por que requiere tener identificado los 4 primeros pilares. Este último es la comunicación visual (El branding no es el logo, los colores o como se ve). La esencia y los beneficios diferenciales deben estar reflejados en la gráfica de la marca.

Tener en cuenta estos 5 pilares nos permiten crear una marca más «humana», por que no vendemos un producto o servicio. Vendemos una experiencia al conocerla.

Oscar Fernando Villanueva
Director Creativo

Tags: